Si has estado pendiente a las tendencias y noticias de los últimos días, entonces sabes que el tema “picante” ahora mismo es el de teléfonos con pantallas que se doblan.

Un “foldable” (así lo llamare durante el post) es un híbrido de teléfono-tablet que utiliza pantallas flexibles. Cuando esta cerrado es un teléfono, cuando lo abres es una tablet.

Samsung Galaxy Fold, Huawei Mate X, entre otros, son solo algunos de los impresionantes teléfonos presentados públicamente. Un diseño diferente, una forma atrevida de ver hacia el futuro: innovación que no se veía desde hace tiempo ya.

Lo que vengo a decirte es, que estas viendo las cosas como no son. No estas entendiendo lo que realmente significa todo esto, y te estas dejando llevar de los comentarios en general.

Tu estás loco viejo. Me lo dicen a menudo, pero tantas cosas ciertas que te he dicho que ya deberías empezar a creerme.

1. Estos teléfonos son para un nicho MUY especifico

Si tu estas esperando que estos teléfonos van a llegar y ser los nuevos Galaxy o los nuevos iPhone del día a día, creo que debes bajarle. Estamos hablando de múltiples pantallas, y un funcionamiento flexible entre “smartphone” y “tablet”.

Mira como tu te visualizas aparentemente: llegas a un grupo con tu flamante teléfono de mas de $1000 dolores, estas hablando por teléfono, y un amigo te comenta sobre el trailer de una película. Tu, persona súper agradable al fin, expandes tu teléfono y pones el video en pantalla completa para el coro.

Tu eres el final, haces de todo con tu teléfono. Pagaste casi US2K por la experiencia. Gracias.

No todo el mundo necesita esa tecnología. Puedes comprar un buen teléfono, una buena tablet y aun te sobraría dinero. Otros, en cambio, si necesitarían ese tipo de conveniencia para negocios/actividades especificas.

2. El precio es el adecuado

Bárbaro, pero esos teléfonos cuestan US$2000, tu estás loco si.

Si no entiendes lo que sucede, dirás eso.

Estos teléfonos son la primera iteración de vanguardia de esta tecnología de pantallas flexibles. Si lo evalúas bien, esto es básicamente un kit de desarrolladores.

Ningún kit de desarrolladores a ese nivel es BARATO. El primer HoloLens: US$3000. El primer Kinect: US$400 (para lo poco que te daban, ese precio es desquiciado).

Estos dispositivos son lo mismo: un kit de desarrollo para que las empresas, y los desarrolladores, vayan haciendo apps y funcionalidades que saquen el mayor provecho de esta tecnología (para cuando sea barata y todo el mundo pueda tener uno mas adelante). Para un equipo de R&D, 3000 dólares es un dinerito.

Así mismo, te acabo de decir que estos dispositivos no son para todo el mundo. Que veas videos en youtube y sepas de tecnología no significa que puedas ir a la tienda y comprar un Huawei Mate X. Lo siento.

Si tienes el dinero, y no te sobra, puedes darte el lujo de vivir la experiencia VIP. Tal vez le digas a tus hijos/nietos años mas tarde que fuiste de los primeros en tener un “foldable”.

3. Lo importante es la experiencia de usuario, no las “chulerías”

Se ven bien, se sienten vanguardistas, de última generación. Ahora bien, luego de varios días: ¿la experiencia de usuario es amena?

¿Pocos errores en el software? ¿Están las aplicaciones que yo uso ajustadas a los diferentes tamaños de pantalla? ¿Esto pasará sin contratiempos? ¿Las actualizaciones serán manejadas rápida y eficientemente? Si se me daña una de las pantallas: ¿La empresa podrá arreglarla y darme soporte?

Estas son solo algunas preguntas que tengo, y de todas no se la respuesta. Cuando compro un teléfono, para mi lo más importante es sentir seguridad y comodidad, incluyendo los features nuevos de tecnología.

Todos ahí afuera solo hablan de los nuevos modelos, de como se doblan, de lo impresionante que es. Son los reviews con análisis lo que realmente mostrará que tan bueno o no son estos teléfonos.

4. Hay una desesperación en el mercado

Algo que muy poca gente (o nadie) se ha dado cuenta, es que el “hype” de esta tecnología se ha incrementado a niveles admirables porque esto es diferente. Van mas de 10 años en donde tenemos el mismo formato de teléfonos rectangulares con pantallas táctiles.

Los teléfonos de ahora son tan buenos, que ya el mercado se saturó. Ya la diferencia entre uno y otro son detalles bien específicos y su durabilidad es tal, que los cambias cada 3-4 años.

Los periodistas, operadoras de telefonía, fabricantes, el público: todo el mundo grita por ver algo diferente, que rompa los esquemas. Esto no se había visto antes, no se creía posible, y al verlo realidad, ha sido un boom.

PERO, eso no quiere decir que esto es lo que va a triunfar. Del hype a la realidad (punto 3 por favor), hay un gran trecho. Esto me recuerda a cuando empezaron a salir las laptops con pantalla táctil: el futuro.

¿Cuantas personas has visto con una? Yo tengo una y creo que he usado la funcionalidad una sola vez.

5. El verdadero ganador es la tecnología de pantalla

A mi no me interesa un teléfono tablet, ni nada de esas cosas extrañas. Ahora, ¿un teléfono que se pueda doblar y poner pequeño? Toma mi dinero. ¿Una tablet que entre en mi bolsillo y siga teniendo una pantalla de 11 pulgadas? EL FINAL.

Todo esto hará que el desarrollo de pantallas flexibles de alta calidad, duraderas, siga creciendo. Mejores relojes inteligentes, mejores teléfonos y demás es lo único que depara el futuro. Si sigue así, vendrá rápido.

Conclusión, no leí

No creo que los “foldables” sean la ultima coca cola como quieren pintarlos ahora. Aún así, si me agrada el desarrollo tecnológico que estos representan, y la dirección en la que va el futuro. No voy a comprar un “foldable”, al menos no ahora. Es que no lo necesito.

¿Qué te pareció este análisis? ¿Estás de acuerdo o crees que es mucho disparate? Déjame saber que piensas en los comentarios.