Advertencia: esto no es un "rant" o ataque sentimental en contra de esta nueva tendencia. Mediante datos y mi experiencia intento explicar el por qué creo que es una mala decisión. No necesitas estar de acuerdo, y tienes derecho a crear una discusión en los comentarios.

Los teléfonos inteligentes han ido cambiado su forma y funcionalidad a través del tiempo, para poder seguir innovando y generar ventas e interés. Crecieron en tamaño, las pantallas tomaron más resolución, obtuvieron lectores de huellas, y se hicieron más finos y ligeros.

Actualmente, el mercado está siguiendo una tendencia, que en ocasiones me parece como "forzosa": teléfonos a pantalla completa.

El objetivo es claro: un teléfono táctil, donde la parte frontal solo sea pantalla, sería fantástico, una maravilla de la ingeniería. El tema es, que hay un obstáculo crucial: los sensores y cámara frontal, ¿qué hago con ellos?

La Tendencia Actual

Muchos fabricantes tomaron la decisión de dejarlos donde van, pero aun así seguir con la idea de pantalla completa. ¿El resultado? Un crimen garrafal de diseño:

Teléfono Huawei. Foto por Jonathan Kemper / Unsplash
turned on iPhone on top of brown wooden surface
iPhone X. Foto por Tyler Lastovich / Unsplash

Si la idea es que la pantalla este completa (SIN NADA), entonces ¿para que el espacio? Si no quieres eliminar lo que está ahí, ¿por qué no dejar esa línea completa fuera de la pantalla, como siempre ha sido? ¿por qué no eliminar lo que está ahí entonces?

Al final, tomas el teléfono, pones un video y cuando lo giras para verlo en pantalla completa, te das cuenta que ese espacio faltante en la pantalla, es un problema. NO ME HAGAS ESO.

El Análisis

Pero la pregunta más importante va dirigida no a los fabricantes, sino a los usuarios: ¿de verdad nos interesa eso?

Hice una encuesta en mi perfil de Instagram @gregpozo para ver que piensa la gente al respecto, y los resultados me acercan más a la realidad.

En el caso de un teléfono convencional, se preguntó si a la gente le molestan los biseles:

Como ves, a la gente no le interesa eso. Mientras el teléfono funcione, sea eficiente y la pantalla sea buena, no es un problema que la pantalla no recubra todo el frente.

En el caso de un teléfono más moderno (un iPhone Xs), se preguntó si le gusta o no el frente como esta o el "notch":

En este caso, se evidencia lo peor: a varias personas, por la razón que sea, ¡les gusta eso! Esto quiere decir, que poco a poco el mercado se ira acostumbrando (como ya está pasando) porque eso será la norma cuando lo veas de manera regular. Como eso es lo que el mercado quiere, eso entregaran los fabricantes.

Si tengo que elegir un culpable, diría que es Apple. Aunque ellos no fueron los primeros con el concepto, si hicieron que tomara fuerza con el iPhone X como para que sea tendencia. Como Apple representa estatus, todo el mundo empezó a ver esto del "notch" como algo de vanguardia. ¡Por Dios Tim Cook!

Conclusión

Aun así, no todo está perdido. Debo reconocer que, algunos fabricantes se han mantenido (en algunos modelos) fieles a lo que el público realmente necesita, como es el caso de Samsung con su línea Galaxy S. Otros fabricantes, como Oppo y Vivo, han presentado alternativas más innovadoras para realmente conseguir un frente "totalmente de pantalla". Claro, sus formas traen consigo otros problemas, pero al menos el objetivo en discusión aquí lo consiguieron sin hacer trampa.

¿Qué crees sobre esto? ¿Te importa mucho si el teléfono tiene la parte frontal todo de pantalla? Déjame saber lo que piensas en los comentarios.